Descubre tu estilo personal: prendas fetiche

Creamarie descubre tus prendas fetiche.

Hoy comienzo en el blog una serie llamada Descubre tu estilo personal. Y digo descubrir en lugar de crear porque el estilo es algo que ya tenemos. Como cuento en este post, el estilo y nuestra forma de ser y ver el mundo, están conectados.

Pero muchas veces no somos conscientes de ese estilo y no lo cuidamos ni le sacamos más partido. Lo usamos por inercia o intuición. No le damos el brillo que se merece.

Tener estilo es tener un criterio claro a la hora vestir y ejercerlo conscientemente una y otra vez.

Desactivar ese piloto automático, en lo que a ropa se refiere, es el objetivo de esta serie. Y para ello nada mejor que ejercicios prácticos que nos hagan reflexionar y divertirnos a la vez.

Nos ayudarán a definir mejor nuestro estilo personal. Nos permitirán hacer elecciones más acertadas a la hora de elegir proyectos de costura o punto. También, a comprar prendas que vayan con nosotras 100%. Y, por supuesto, harán que nos sintamos más AUTÉNTICAS a la hora de vestir.

Porque recuerda que eres única y especial. Y que nadie lo sabe mejor que tú.

Comenzamos con el primer paso: descubrir cuáles son nuestras prendas fetiche.

¿Qué son las prendas fetiche?

Las prendas fetiche son aquellas que nos gusta llevar UN MONTÓN. Tenemos fijación por ellas. Véase Audrey Hepburn con sus bailarinas, o Mario Vaquerizo con sus pitillos.

Ejercicio 1: revisa tu estilo latente.

Herramienta recomendada: una lista.

En un papel, móvil o tablet haz una lista con todas las prendas que para ti son acierto seguro. Disfrutas llevándola, las sientes como tu segunda piel. Te las pones siempre que puedes hasta el punto de ser parte de tu “uniforme” favorito.

Te pondré como ejemplo algunas prendas fetiche de mi (larga) lista para que lo veas más claro:

  • Camisas blancas o vaqueras.
  • Cárdigan grueso (el de la imagen era de mi madre y ahora es mi favorito).
  • Shorts.

Ejercicio 2: encuentra inspiración.

Herramienta recomendada: Pinterest.

Puede que tu vestuario haya tenido épocas mejores. Que haya dejado de servirte porque antes vivieras en Alemania y ahora te hayas mudado a Tenerife. O que sin saber por qué no cuentas con esas prendas que te hacen babear cada vez que ves a alguien con ellas. O simplemente quieres ver diferentes formas de combinar esas prendas fetiches de tu lista.

La solución: crea un tablero nuevo en tu cuenta de Pinterest. Y en él ve guardando toda foto que te haga soltar un “¡oh!” delante de la pantalla. Las puedes encontrar en Instagram, en las revistas, las tiendas de tus diseñadores favoritos… Y, claro está, en el mismo Pinterest.

Por ejemplo, hace años solía usar mucho pantalones de pata ancha con mucha caída. Sin saber por qué dejé de usarlos y a día de hoy no tengo nada parecido en mi armario. Ni siquiera los recordaba hasta que encontré esta foto.

Caroline Issa camino de algún desfile de no sé qué año.

Casi sin pensarlo, la añadí a mi tablero Style y allí está. Esperando a convertirse de nuevo en una de mis prendas fetiche.

Ejercicio 3: puesta en práctica.

Herramientas recomendadas: Ravelry, The fold line, Textillia y Pattern review.

En este blog además de gustarnos a rabiar cultivar el estilo único y personal de cada una, nos encanta la filosofía DIY. En otras palabras, somos fans de hacernos la ropa.

Así que el siguiente paso es encontrar patrones de costura, punto o crochet, ideales para crear nuestras propias prendas fetiches.

Si lo que buscas es un proyecto de punto o crochet, no hay nada como Ravelry. Tiene más de 300.000 patrones, gratuitos y de pago, de todas las diseñadoras y diseñadores del mundo. Toda tejedora ha de tener una cuenta en esta comunidad.

Si vas a por un proyecto de costura, puedes encontrar el patrón de tus sueños en The fold line o Textillia. Ambas plataformas tienen una base de datos importante con muchos de los patrones de costura de las diseñadoras independientes de todo el mundo. Y si antes quieres asegurarte de que el proyecto sea apropiado para ti, tienes Pattern Review. En esta plataforma, la más antigua de todas, tienes más de 100.000 reviews sobre miles de patrones, hechas por los miembros de su comunidad.

Conforme vayas eligiéndolos, puedes archivarlos en un nuevo tablero en Pinterest que se llame “Armario handmade” o algo parecido. De esta forma, cuando quieras iniciar proyecto, será mucho más fácil acertar en tu decisión.

En mi caso lo he llamado Handmade Style y me ha venido muy bien para hacer la planificación de proyectos de este año. Estos son algunos de los patrones que he seleccionado para hacer mis propias prendas fetiche.

Cárdigan Ronan de Andrea Mowry para Brooklyn Tweed.

Shorts Fern de Afternoon.

Camisa Mélilot de Deer & Doe.

Si te animas a seguir esta serie y completar los ejercicios prácticos que propongo (lo cual…¡estaría genial!), puedes usar los comentarios para compartirnos tus avances y descubrimientos. Y si tienes alguna duda sobre los ejercicios, estaré encantada de responderla.

Gracias por tu lectura. 🙂

Rosa M.

SI TE GUSTÓ ESTE POST... ¡COMPÁRTELO!
Publicado en ESTILO.

4 Comentarios

  1. Hola Rosa muy interesante! Eso del estilo me recuerda a mi época de estilista (peluquera) es muy importante conocerse bien y saber qué estilo te favorece más, porque a veces (es un ejemplo 🙂 ) nos encanta esos pantalones de pitillo ideales y no nos damos cuenta que nos chafa el trastero y no nos favorece!!! También el tema de los colores es importante, dependiendo de tu tono de piel, de pelo, etc… Te puedes identificar mucho con un estilo de peinado o de ropa pero por tu morfología no te sienta bien!
    De estos temas se podría hablar carros y carretas!!!
    Ha sido un placer escribir estas líneas, un besote y un achuchón!!

    • Hola Luisa, me alegra que hagas ese comentario porque así puedo dar mi opinión sobre uno de los puntos que más me gustan de este tema.
      Para mí, lo más chulo del estilo personal es que trata de expresar al mundo que nos rodea quiénes somos de verdad. No quiénes quieren que seamos o qué se espera de nosotras. Somos únicas, irrepetibles y libres de decidir qué nos favorece o no. Y si nos encanta llevar pitillos y el look que conseguimos con ellos nos hace felices, ¿qué más da cómo nos quede el trasero? Las únicas que ponemos normas aquí somos nosotras mismas.
      Un besazo querida.

  2. Muy interesante el post! Además, según qué prendas lleves te puede cambiar el estado de ánimo. Personalmente soy una fan de los leggings, los he llevado desde mi época de estudiante. Me alegré mucho cuando volvieron y ya no los dejo aunque pasen de moda. Son claramente mi prenda fetiche.
    Espero impaciente el siguiente capítulo,
    Felicidades! un beso ?

    • ¡Coincido contigo Toñi!
      Las tendencias de moda son tan efímeras ya, que me parece que van a terminar coexistiendo todas.Y será genial porque así siempre encontrarás leggings en las tiendas. Y si te animas a hacerte la ropa… ¡no sabes la de patrones de leggings que hay en el mercado! Eso sí que está fuera del control de la industria de la moda.
      Un besazo preciosa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.